Al igual que muchos otros sitios web de confianza, eSports.com utiliza cookies de navegador. Las cookies ayudan a iniciar sesión de forma segura en tu cuenta de eSsports.com. Las cookies nos ayudan a comprender mejor qué contenido es relevante para ti, así como a ofrecer contenido adaptado a tus necesidades individuales, y un sitio web que funcione de manera confiable, tal como lo esperas de nosotros.

Aceptar Rechazar Política de Privacidad
background image

Repasemos el primer día del EPICENTER XL

Por Tasho Tashev Dota 2 28 abr 2018 71 visualizaciones

EPICENTER XL comenzó con un giro: Una de las partidas del primer día fue pospuesta luego de que el equipaje de una de las organizaciones participantes se perdiera en el aeropuerto. Esto nos dejó únicamente con el versus entre paiNGaming y Virtus.pro.

El primer juego de ambos equipos fue una gran demostración. Aliwi ‘w33’ Omar se enfrentó a Vladimir ‘No[o]ne’ Minenko en la línea media, con Visage en contra del Viper, respectivamente. La ventaja siempre estuvo del lado del último, pero mientras que el juego se desarrollaba, la confianza de Virtus.pro comenzó a tambalearse, principalmente debido al hecho de que afrontaban a un Terror blade acompañado de un Beastmaster, NagaSiren y un Dazzle. Así, una de las elecciones más importantes para paiNGaming, quizás, fue la Naga – Esta les permitió iniciar (y, en muchas ocasiones, rescatar) distintas peleas. Al final, luego de una veloz iniciación que causó que los lobos perdieran a tres de los suyos, se vieron lo suficientemente agotados.

Ahora, en el segundo juego, los brasileños le apostaron a la misma alineación, cambiando únicamente al Dazzle por el Leshrac. Pero lamentablemente no podríamos haber dicho lo mismo de VP. En esta ocasión, tuvieron contraataques sólidos con el Niebla Oscura, Escudo Abiótico, Aprisionamiento Astral y el Gancho de Carne. No cometieron el mismo error de jugar de forma lenta; por lo contrario, atacaron de la forma más agresiva. Con la Naga teniendo un tiempo de recarga muy amplio en su última habilidad, paiNGaming no contó con las herramientas necesarias para resistir tal presión. Y así, amigos míos, es como el juego terminó en menos de 22 minutos, con un 1-1.

El tercer juego fue, sin duda, decisivo: paiNestaba ansioso por expandir a su conjunto de héroes, escogiendo de nuevo a Visage solamente (y lo utilizaron como support). Virtus.pro combinó al Skywarth con él en la línea media, dejando sin opciones al Death Prophet enemigo, y causando así que los brasileños dependieran del Phantom Lancer y un loquísimo Rolling Thunder que nunca sucedió. El Phantom Assassin iba muy adelantado, doblando el capital neto de casi todos los héroes en el juego, y eliminando a los jugadores con unos golpes críticos individuales. Luego de esto, el caos completo envolvió a la partida, con constantes eliminaciones de parte de VP, que dejaron de subestimar a sus oponentes y ganaron así la serie.

 

twitter