Usamos cookies para asegurarnos de darte la mejor experiencia en nuestro sitio web. Al continuar aceptas usar nuestras cookies. Para más información visita nuestra política de cookies. ×

background image

ESTADÍSTICAS VS. ESTILO: ¿MEJORES NÚMEROS HACEN A MEJORES JUGADORES?

Por Nikola Petrov Overwatch 25 abr 2018 8 views

Por supuesto que nos encanta ver números grandes y medallas resaltando en los monitores luego de una partida de Overwatch pero, ¿qué significan realmente?

El sistema de estadísticas no es tan fácil como parece. Los buenos resultados de daño y muchísima curación son características muy importantes, pero no engloban a los únicos factores tomados en cuenta al momento de jugar.

Por ejemplo, en la Segunda Etapa de la Liga de Overwatch, Dante ‘Danteh’ Cruz de los San Francisco Shock obtuvo el mayor daño con el Tracer: 9.175 daño de héroe/10 minutos. Sin embargo, no es si no JongRyeol ‘Saebyoelbe’ Park de NYXL, quien tiene  7.555 de daño de héroe/10 minutos, el que es considerado el ‘Dios del Tracer’. Y su equipo cuenta con las estadísticas para respaldar esto último, ya que lideraron las partidas con una ventaja diferencial bastante cómoda, prevaleciendo así en esta Segunda Etapa.

Pero, ¿a qué se debe esto? Bueno, existen varias razones.

La manera en la que eliges a quién dispararle forma parte de un complicado proceso mental que separa a los buenos jugadores de los veteranos. Sí, cualquiera puede apuntar y disparar al objetivo más cercano, pero no es eso lo que gana las partidas. Sucede todo lo contrario. Elegir a la marca correcta se estructura con ciertos componentes, uno de ellos siendo la conciencia de tomar decisiones tácticas. En quien te enfocas en una batalla de equipos representa a uno de los factores más importantes durante la partida, y aquí es donde Danteh y Saebyeolbe vienen a colación, sirviendo como ejemplo para lo que hemos llamado anteriormente como ‘diferenciación’. Danteh se enfoca en el Soporte y personajes DPS, intentando derribarlos del campo de batalla tan pronto como pueda. Del otro lado tenemos a Saebyolbe orientándose a los tanques, y dejando a su compañero Sung-hyeon ‘JjoNaK’Bang lidiar con la parte más dolorosa: Interceptar todo el daño. Otro elemento clave es la comunicación con tu equipo y las alertas en el juego. Cuando a alguien se le da la tarea de organizar la pelea, el equipo deberá trabajar como una máquina bien aceitada a partir de esto: Como un todo. Los llamados de alerta son tan importantes en Overwatch que los equipos se estructuran en torno al jugador que sepa comunicarse de la manera más apropiada durante una batalla. Lo opuesto también es cierto: No importa qué tan bueno seas con los héroes principales, la falta de comunicación ha sido una de las razones primordiales por las que los jugadores se quedan sentados en las bancas durante Etapas enteras, o directamente han perdido sus lugares en los equipos. El último elemento no es tan grande, pero definitivamente es uno importante: El estilo de jugabilidad personal. Al sentirse un jugador feliz de su propia forma de juego, aumenta su confianza y su rendimiento en general. Estoy seguro de que NYXL amaría ver que Saebyolbe incremente su cantidad de daño con el Tracer pero, ¿lo obligarán alguna ve a cambiar su forma de marcar objetivos? ¡Ni en mil años! Su estilo de juego poco ortodoxo es lo que les ha permitido ganar vastas partidas hasta los momentos; e inclusive le dio forma a su metajuegocompetitivo. Un último ejemplo seria el Zenyattade JjoaNaK. Zen es un omni, que a su vez es un monje pacifista. El rol de este héroe en Overwatch es curar a sus compañeros y debilita a sus contrincantes. Así, la capacidad de curación de JjoNaK con el Zenyatta en la Liga está por debajo del promedio, pero su cantidad de daño es tan increíblemente alta que el ‘Zen asesino’ se convirtió en un título de muchísima reputación en Overwatch – Tanto fue así que Blizzard consideró que debían nerfear su habilidad ofensiva.

Entonces, ¿importan las estadísticas? Seguro. Pero están muy lejos de la única característica que debemos tomar en consideración al evaluar el rendimiento de un jugador o de todo el equipo. Los equipos buenos matan y se curan, pero los mejores cambian los metas.

 

esl icon